En blog

Los paneles solares están construidos para soportar fuertes lluvias, granizo, viento y ciclos de calor y frío durante muchos años, sin embargo, muchos usuarios tienen dudas sobre el efecto del clima en los paneles, ya que las personas piensan que su inversión se verá afectada si viven en zonas donde los cambios climáticos suelen ser extremos.

Los paneles solares pasan por rigurosas pruebas

ISO, UL, IEC/EN y CSA son algunas de las certificaciones y estándares que se utilizan para calificar los paneles solares a nivel internacional, por lo que al adquirir celdas que cuenten con alguna o varias de estas certificaciones garantiza que han pasado por rigurosas pruebas de resistencia a una gran variedad de elementos.

Si bien los componentes de los paneles solares Monterrey tienen un límite de resistencia y existe la posibilidad de dañarse a causa de fuertes tormentas de granizo, esto es muy raro. Solo se han detectado casos de este tipo de daños en zonas con de tornados y huracanes, tormentas de granizos de gran tamaño o en tormentas eléctricas cuando no se cuenta con los elementos de protección recomendados.

¿Qué daños puede causar el clima?

Las pruebas por las que pasan los paneles solares que cuentan con las certificaciones que hemos mencionado buscan exponer a situaciones extremas a cada celda y sus componentes. Sin embargo, el punto principal de la prueba de granizo es asegurarse de que el vidrio no ponga en peligro a las personas al explotar, pero puede existir la posibilidad de que se estrelle y requiera ser reemplazado. El granizo se simula con una bola de acero de una pulgada de diámetro a velocidad terminal que golpea los paneles solares en un ángulo de 90°, pero en una tormenta muy fuerte la cantidad de impactos es imposible de calcular.

El efecto de los rayos es minúsculo y suele ocurrir solo en los casos en donde no se cuenta con una conexión a tierra adecuada, que es un requisito establecido por las normas de seguridad. Sin embargo, aún en la actualidad, con el avance de la tecnología no hay nada que se pueda hacer para proteger al cien por ciento en caso de un rayo.

El daño del viento es prácticamente inexistente en condiciones normales. Las compañías de energía solar encontraron que los paneles solares han llegado a resistir los vientos de huracanes de categoría dos o tres, inclusive las velocidades de viento de un huracán clase cuatro; para garantizar la resistencia, es importante que exista una adecuada instalación realizada por proveedores certificados.

Las posibilidades de daños en las celdas solares en caso de condiciones climáticas extremas son muy raras, aunque siempre es importante tomar las medidas recomendadas de protección de acuerdo con las condiciones en su región. Para ello, acudan con los mejores proveedores de paneles solares en Monterrey, como ABTEC, donde les brindamos un servicio integral con una amplia experiencia y los mejores técnicos capacitados que los asesorarán. Para más información, pueden comunicarse con nosotros a los teléfonos (81) 9688 1364 y (81) 9688 1365.

Posts recientes
logo
whats